Infección urinaria - Dra. Teresa Aznar

Infección urinaria

¿Qué es?

Es una infección que se produce en cualquier parte del sistema urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores: la vejiga( cistitis ) y la uretra.

Las mujeres somos mas propensas a contraer una infección urinaria que los hombres por la corta distancia desde la uretra a la vejiga y el ano. La infección que se limita a la vejiga puede ser dolorosa y molesta. Sin embargo, puedes tener consecuencias graves si la infección urinaria se extiende a los riñones.

 

 

 

¿Cuáles son sus causas?

En la mayoría de los casos esta producida por la bacteria Escherichia Coli que se encuentra en nuestro intestino en grandes cantidades y posee unos filamentos o “pelos” alrededor de su cuerpo que le permiten adherirse a las paredes de la vejiga urinaria.

 

¿Cuales son sus síntomas?

Necesidad frecuente de ir al baño. Dolor o escozor al orinar. Micciones escasas y frecuentes. Orinas turbias o malolientes acompañadas de sangre.

 

 

¿Qué es la cistitis de la “luna de miel” o postcoital?

Cuando se inician relaciones con nueva pareja, existe un aumento de infecciones vesicales y vulvo-vaginales por cambios en la microbiota al entrar en contacto con esta nueva relación.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Actividad sexual y nueva pareja. Anticonceptivos : diafragmas o espermicidas. Menopausia: la disminución de estrógeno aumenta la vulnerabilidad a la infecció Anormalidades de las vías urinarias. Obstruccíón de las vías urinarias: cálculos renales. Uso de sonda urinaria. Sistema inmune deprimido: Como la diabetes y otras enfermedades pueden alterar las defensas. Procedimiento urinario reciente como cirugía urinaria.

 

¿Cuál es su diagnóstico?

  • Análisis de orina: Solicitamos un análisis de orina para detectar la presencia de células que nos sugieran infección como leucocitos y bacterias mediante análisis de laboratorio. Para evitar la contaminación potencial de la muestra, indicamos que primero laves la zona genital y recojas la orina tras desechar la primera orina, preferiblemente por la mañana.
  • Cultivo de las bacterias u uroculitvo.Después de los análisis de laboratorio, a veces se realiza un cultivo de orina. Este análisis indica cuales son las   bacterias u hongos que están causando la infección y qué medicamentos serán los más efectivos, es decir el antibiograma.
  • Estudios de imagen.Es posible que las infecciones frecuentes puedan ser causadas por una anormalidad en las vías urinarias, entonces podemos realizar una ecografía, un TAC o una resonancia magnética o incluso puede ser necesario hacer una cistoscopia para observar el interior de la vejiga, mediante una lente óptica y esto normalmente lo hace el urólogo.

 

¿Cual es el Tratamiento más adecuado?

El tratamiento está dirigido a tratar  a la causa de cada infección, normalmente se soluciona con tratamiento antibiótico pero es muy importante que tengas en cuenta una serie de recomendaciones para evitar la infección urinaria y sus recidivas:

 

Sigue estas  recomendaciones……

  • Limpia tus genitales de adelante para atrás luego de ir al baño para evitar que las bacterias se propaguen hacia la uretra desde el intestino.
  • Bebe mucha agua y vacia completamente la vejiga al orinar,, el agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias
  • Orina inmediatamente después de tener sexo y a ser posible antes de las relaciones.
  • Lavado antes y después de las relaciónes de ambos miembros de la pareja y bebe mucho liquido.
  • Alimentación rica en arandano rojo ( rico en PAC) proantocianidinas.
  • Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. Evita el café, el alcohol y los refrescos que contengan jugos de cítricos o cafeína hasta que la infección haya desaparecido. …
  • Evita aerosoles y duchas vaginales pues pueden irritar la uretra.
  • Cambia de método anticonceptivo, evita diafragma y espermicidas para evitar el crecimiento de bacterias.
  • Usar jabones neutros para la limpieza de la zona intima.
  • Combatir el estreñimiento para evitar que los gérmenes colonicen los tejidos cercanos al tracto urinario.
  • No permanecer con el bañador húmedo.
  • Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.

Autor